Invitación a comer

Ella invitó a comer a la mejor de sus amigos, preparó pepinos rellenos, y la amiga, no soportó la sensación y debió ingresar al baño y morder fuertemente parte de su blusa para que no se escuchara el gemido producido por sus recuerdos de noches solitarias y los dedos incansables que se entregaban entre sus piernas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s