un poco de nada

Yo he perdido, con el tiempo, cierta habilidad para desprenderme de los asuntos que me duelen, ya no me quejo, aunque pareciera, de las cosas que me duelen, ya no destilo fácilmente acerca del vacío con el que caigo errante sobre mi cama y tampoco me aproximo al oído de un confesor a relatarle el sin sabor que me traen las horas suicidándose en el día.  Me canso, pero ya la cuesta no me permite espacios para acercarme a una roca y detenerme a observar lo caminado y repensar sobre el esfuerzo que significa mantenerse erguido en la cuesta.  Hay maneras de ser que no están en mi memoria genética, me significan un esfuerzo que casi me obliga a ser otro, a repetir lo que un tercero haría en mi nombre.

El lugar que me complace ya requiere otras rutas, ya no hay espacio para recomenzar

Un comentario en “un poco de nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s