Cede, cede para que te llenes de gozo en tu victoria

En un libro imaginado donde llevo el inventario de tus cosas, he sumado en una columna para luego restar en la otra. Mis certezas de ti suman, mis dudas contigo restan, el recuerdo con exactitud geográfica de los lunares en tu brazo, suma, el impreciso acercamiento al tono de tu voz, resta. Has puesto mi nombre en tu boca, lo pronunciaste en voz baja, como … Continúa leyendo Cede, cede para que te llenes de gozo en tu victoria