Amores en la periferia de la carta

El policía tomó la carta y empezó a leerla en voz alta, fue así que entendió como los tres nos habíamos ido a los golpes, yo tenía un morado en el ojo derecho, el hombre del café había recibido una fuerte patada en una pierna, una señora que apoya en actividades de seguridad en el centro comercial, no estaba maltratada pero era culpable de habernos … Continúa leyendo Amores en la periferia de la carta