Cansancios sin previo aviso

Ocho, siete y seis antes, ahora cinco personas adelante en la fila. El carrito del mercado no llegó al límite, un mercado para la semana, solo algunas cosas de aseo, unas pocas para completar la nevera y, bueno, también una blusa y un par de calcetines, hubiera querido incluir un brasier y alguna prenda adicional de ropa interior, pero esta vez el mercado lo pagaba … Continúa leyendo Cansancios sin previo aviso