La prudencia de una disculpa

Uno nunca sabe cuando nuestras palabras son taladros en el oído del que escucha, uno nunca sabe cuando nuestra caricia es sentida con espinas, uno nunca sabe cuando nuestros gestos son bofetadas en el otro, uno nunca sabe cuando una afirmación o negación para el otro son la muerte, uno nunca sabe cuanto tiempo ha estado en el corazón del otro y uno ni siquiera … Continúa leyendo La prudencia de una disculpa