Tú no me tienes confianza

Llamó en la noche, ya eran las once, solo quería hablar, yo tan solo quería dormir, estaba cansado, la fatiga de la semana de trabajo y las discusiones con Ella me habían desgastado. Le dije que la esperaría, cuando vino yo tenía más sueño, le pedí que habláramos al siguiente día, Ella asintió, le ofrecí mi cama y me fui al sofá. Unos minutos después … Continúa leyendo Tú no me tienes confianza