Con una cometa invisible

Traigo las piernas cansadas, caminé de un lado a otro, primero de sur a norte por unas calles vacías, luego en el sentido de las manecillas del reloj en un parque de barrio, crucé despacio largo del mercado junto a una plaza, me detuve para descansar, no fue suficiente. Ahora, hace un rato, he puesto los pies dentro de agua caliente, también les puse a … Continúa leyendo Con una cometa invisible