Durante cuarenta y ocho horas estuvo tosiendo de manera consecutiva.

Durante cuarenta y ocho horas estuvo tosiendo de manera consecutiva.  Al principio le pareció que era alguna alergia a los perfumes de las personas que compartían con ella la ruta en el transporte público, así a la tercera hora de mantener el mismo ritmo decidió lavarse la nariz y aspirar vapor de agua para limpiar cualquier olor que le siguiera produciendo tos. La tos continuó … Continúa leyendo Durante cuarenta y ocho horas estuvo tosiendo de manera consecutiva.

Una mañana soñó con ella, al despertar recordó las imágenes,

Una mañana soñó con ella, al despertar recordó las imágenes, sonrió tranquilo, fue a la ducha, se vistió luego con una ropa que tenía cientos de repeticiones.  En la cocina preparó un desayuno que luego sirvió en el comedor, se sentó en la silla desde la cual podía ver hacia la calle.  Era una mañana con sol, la ventana le permitía a la luz ingresar … Continúa leyendo Una mañana soñó con ella, al despertar recordó las imágenes,

María de los Ángeles se despertó con un presentimiento tardío,

María de los Ángeles se despertó con un presentimiento tardío, esto de tardío fue lo único que se le ocurrió para definir la manera en como sintió de repente el reconocimiento de algo, de una ocurrencia, de una situación que seguramente sucedería en el transcurso de la mañana.   El presentimiento se hacía fuerte, más aún cuando buscaba en un cajón la ropa de encaje negro, … Continúa leyendo María de los Ángeles se despertó con un presentimiento tardío,

Jorge se despertaba en las noches llorando como si hubiese recibido

—————-O—————-   Jorge se despertaba en las noches llorando como si hubiese recibido golpes sobre la cara.  Se cubría el rostro y lloraba hasta el cansancio, se dormía luego sin que mencionara alguna palabra o diera explicación alguna.  No lo creía, me parecía una invención del imaginario colectivo de mis compañeros.  Una tarde, estando en su casa, mientras esperaba a que volviera de la calle, … Continúa leyendo Jorge se despertaba en las noches llorando como si hubiese recibido

Jorge es el nombre de un amigo a quien hace mucho tiempo no veo.

Jorge es el nombre de un amigo a quien hace mucho tiempo no veo.  Pienso en que si el Señor del taxi tiene razón y la casualidad ha dado para que cualquiera de los muertos de los cuales he escuchado en la radio o leído en los periódicos o visto en televisión y no me he preocupado por su nombre, pues, podría ser Jorge uno … Continúa leyendo Jorge es el nombre de un amigo a quien hace mucho tiempo no veo.

El taxista observa a un compañero que viaja por la misma

El taxista observa a un compañero que viaja por la misma ruta, lo saluda desde su ventana, en el semáforo aproximan sus carros y hablan por espacio de 45 segundos.  Le narra parte de la historia, le hace caer en cuenta que ni siquiera él que es un hombre fuerte hubiese podido levantar los dos cuerpos.  Le da el nombre de la estación de radio … Continúa leyendo El taxista observa a un compañero que viaja por la misma

Dos hombres muertos en el centro

La narración del hombre se hace de manera fragmentada, no se puede determinar que es invención propia o qué parte del todo fue escuchado en las noticias. No hay conjunciones que asocien una parte con la otra, este proceso lo voy haciendo mentalmente, al mismo tiempo que el hombre gesticula y saborea cada palabra. Dos hombres muertos fueron encontrados en una bolsa de basura en … Continúa leyendo Dos hombres muertos en el centro

Tengo ocho minutos para escribir la idea que

Tengo ocho minutos para escribir la idea que se acaece en mi mente desde esta mañana.  El taxista me pregunta a donde voy, le indico el lugar a donde debemos ir y para no dar vueltas innecesarias le digo cual ruta debe tomar.  Van dos o tres minutos dentro del auto y el hombre empieza a narrar historias que seguramente escuchó en los noticieros radiales.  … Continúa leyendo Tengo ocho minutos para escribir la idea que

Sueñas.

Sueñas.  Es una certeza de los estudiosos de la mente.  Sucede que no recuerdas tus sueños y esto es también discernido por los mismos eruditos que escrutan el comportamiento de la mente.  Ahora, hay una condición literaria de la que ellos se alejan por considerarla banal y sin sentido.  Hacia dónde van tus sueños, acaso en ellos estoy yo evocando los aromas de tu cuerpo … Continúa leyendo Sueñas.