Reglas y libertades

Estás atrapado en tus propias reglas, tan atrapado en ellas como en las que los demás te han impuesto. Te gusta el sonido del teclado mientras escribes esto, te hace sentir bien que el ruido de los autos que atraviesan las calles es apenas perceptible y no te molesta para seguir escribiendo. Anoche soñaste que en una esquina te quieren robar el morral con lo que llevabas en él, con lo que llevas en él regularmente, unos libros.

Sabes que vas a quedar atrapado al temor que te significó en el sueño ver a un desconocido bajar de la motocicleta, decir tu nombre y pedirte que le des lo que llevas mientras tú huyes. En la vida real quizá no hubieras podido correr, y habrías entregado todo porque ninguna posesión material es tan valiosa como para arriesgar tu vida por ella. Esa debe ser otra regla en la que estás atrapado, tal vez hay quienes consideran que estarán primero muertos antes que perder ciertas cosas; eso, cada uno está atrapado en sus propias reglas.

Has leído en bastantes libros, has escuchado esto mismo en documentales, lo has escuchado en conferencias; apenas eres los algoritmos que sigues, es decir, las reglas que has aceptado, te comportas en el mundo según esas adaptaciones. Alguien dijo, estudia, y estudiaste, alguien dijo, cásate, y estás jodido porque no tienes pareja, los anuncios de publicidad insisten en que quienes tienen automóvil son los verdaderos ciudadanos del mundo, no lo tienes y te subes al transporte público como alguien que no alcanza más que aspira a ser un ciudadano.

Corriste, en el sueño ibas corriendo y sin notarlo llegabas a una zona más insegura. La recuerdas, ahora no irás más por esa parte de la ciudad. Otra regla, no ir a esos lugares porque el sueño pudo ser premonitorio, así que no te atreverás a retar las premoniciones de tus sueños. Eso también es una regla, así como tantas otras que tú mismo te impusiste. Está esa de que ser amable te asegurará una buena relación con los demás, y no te cuestiones si de verdad quieres tener cercanía con esos a quienes llamas “los demás”.

La sociedad te ha impuesto reglas, incluso esa misma que hace posible poner un significado a esa palabra, sociedad, sí, seguramente si hacen una encuesta en las calles a todas las personas dirán cosas muy vagas alrededor de ello. Esos conceptos vagos que no eres capaz de transcribir claramente te han impuesto, y tú las sigues para no ser rechazado por, eso mismo que no sabes definir, la sociedad.

Sigues con el sueño, no sabes por qué el ladrón que quería tu morral se sabe tu nombre, eso te produjo miedo, por eso huiste con más prisa. Es como ser descubierto, sospechar que alguien más sabe aquello que tiene valor para ti y decide quitártelo. Debe ser el mayor de los secretos, no tanto para todos, para ti sí, qué es aquello que tiene más valor, por lo que darías realmente tu vida.

Recuerdas ahora el argumento de esa novela en la que un rey es capaz de conocer los sueños de quienes hacen parte de su reino y los vigila con detenimiento para identificar a aquellos que sueñan con derrocarlo o hacerle abdicar. Los sueños, según esa regla que tú conoces y sigues, no son dirigidos como acto consciente, si fuese de ese modo soñarías cada noche según quieres tener placer en el amor y la fortuna, en el conocimiento y la sabiduría, en todo eso que deseas, pero no es de ese modo, es un acto inconsciente.

Hay reglas sociales, morales, religiosas, de grupo, jurídicas, y muchas otras. Las sigues porque te las autoimpones o te las imponen. Como un algoritmo al que le programaron una tras otra, y tú como ese programa las sigues sin saberlo.

Hay quienes dicen que la libertad está en dos cosas opuestas, en aceptar las reglas, y en romperlas. Ponte hoy a las dos tareas, a romper unas y seguir otras, claro, con el propósito de ser más libre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s