Fresas de fuego

Tanto ego en el abecedario, tantas letras para que con ellas solo pueda escribir esta palabra con la que nombro la imagen, con las que pongo en el tablero de los ojos el desorden y digo, quiero la madrugada atorada de bocas y besos sobre esta cordillera en la que medidas en mitades la felicidad y el deseo se juntan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s