Desencanto

La muchacha en el cine atiende con cara de palo, y me habla como si tuviera un puño en la boca, al recibir las boletas le digo, que linda eres, es hermoso tu rostro y bello tu gesto, entonces parece desarmarse y me sonríe, así apenas termina de expandir su sonrisa le digo, me gustan agrias y le devuelvo la misma cara de palo con la que me atendió al comienzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s