Narraciones

Me pierdo de las historias que le cuentan a mi madre los vecinos de su pueblo, y que luego ella convierte en aventuras enhebradas entre los lápices que ella dejó atrás en sus días de infancia.  Ella asistió a la escuela primaria y descubrió que la difrencia de clases les permitía a unos dar ciertos pasos que para otros eran más difíciles, pero, por encima de eso, en la escuela o en su casa, en esos días aprendió que la mejor manera de hacer a todos iguales era convertirlos a todos en historias, saber de cada uno algo que los mantuviera sobre la tierra, entonces, ella que miraba desde los árboles era superior a todos.

Ahora lo se, se que su vida transcurre por encima de los otros en la medida en que narra sobre cada uno sus historias, es por eso que al verme se compadece de mí y me abraza, sabe que aprendí de ella las dilaciones de la narración y que solo en ella encuentro la liberación de las diferentes almas que corresponden con mis Yo internos.

Oscar Vargas Duarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s