una más

– Aló !
– Hola
– Cómo vas ? Qué tal estás ?
– Pues estaba durmiendo. Qué te pasa?
– Nada, solo que me siento solo, estoy triste y quiero dormir contigo.
– Por qué estás solo ?
– Eso no es lo importante, lo importante es que estoy triste.
– Bueno, por qué estás triste?
– Más importante es que quiero dormir contigo.
– Dime qué te pasa, qué te ocurre?
– Me ocurre que quiero dormir contigo, en cambio estoy solo y eso me pone triste.
– Dime qué te pasa, qué te ocurre?
– La verdad nada. La bobería que me da siempre. Chao.

– Aló !
– Hola
– Cómo vas ? Qué tal estás ?
– Pues estaba durmiendo. En qué andas enredado?
– Un poco solo, otro tanto triste y deseando dormir acompañado.
– Te ocurrrió algo?
– No se, pero me siento solo. Quiero dormir contigo.
– Estás muy borracho, voy o vienes?
– Pregúntame de que lado queda la puerta de mi cuarto.
– Si te quedas dormido mañana deberás hacer todo lo que yo decida.
– Estaré dormido cuando llegues, creo, aunque si estoy despierto y digo tonterías ignórame.
– Borracho eres el tonto más tonto
– Te espero.

– Despierta
– Hola
– Llegas o estás saliendo?
– Ni lo uno ni lo otro.  Hace un par de horas estoy aquí.  Estás soñando cosas raras por eso te desperté.
– Qué hora es ?
– No importa, hoy no debes trabajar. Sigue durmiendo.
– Abrázame.

Ella vuelve a extender sus alas sobre su cuerpo.

En la mesa, junto a la cama, la oración del ángel de la guarda se conserva tal cual como la dejó la madre.

Oscar Vargas Duarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s