Frío en los pies

Abandono los zapatos debajo del escritorio, una corriente aire frío arropa los pies. He camino el imaginario destino hasta tus piernas pero la noche se apagó y se volvió luz, entonces mis ojos se detuvieron en el escote, ventana a tus senos, y no pude seguir en mi camino.

Oscar Vargas Duarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s