cosas sueltas

Solo tu palabra me sana, sin embargo, eriges entre tus vocablos espadas y martillos, agujas y tormentas, entonces yo que te escucho para sanarme sigo hundiendome enfermo de muerte.

La cortina es un jardín intacto, el closet es el bosque y tú que no estás es el amor que debo salir a buscar en este instante, porque ahora, lo digo para que lo sepas, se que amo cada pasión que pudiera ocultar tras la cortina y cada una de las prendas que pudieras guardar junto a las mías en mi closet.

Las uñas de los pies tejen arena y se niegan a ser huellas solitarias en la playa, es contigo con quien caminar tiene sentido, yo las miro atardecerse y no sentir la brisa del sol que cae, igual las veo en la madrugada sin intentar sorprenderse del viento que agita las palmeras.

Oscar Vargas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s