Uno nunca sabe

Uno nunca sabe cuando las gotas se convierten en lluvia o cuando la gélida ráfaga de aire que entra por la ventana es el presagio de una tormenta.  Uno nunca sabe cuando la sonrisa tímida en un rostro que nos mira es un corazón amplio que nos espera con ansia.  Es difícil saber si esos pasos ajenos con los que nos cruzamos en la calle nos pertenecen tanto como los nuestros sin que lo sepamos.  Uno nunca sabe y ni siquiera imagina que el vuelo de un pájaro, aunque no se repite, lo hace la misma ave a nuestro lado.

Un comentario en “Uno nunca sabe

  1. Uno nunca sabe
    Oscar
    Muy bueno este breve texto. Sentirse integrado en la naturaleza no es nada fácil porque como bien dices "uno nunca sabe" sin embargo es condición humana que no divina
    La lluvia es un placer para los humanos no para los divinos
     
    Un abrazo
     
    Marina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s