tan ilusa

He besado el pezón de una mujer que clama porque me duerma en su cama, ella no lo sabe, pero me recuerda más pecados que fortunas. Creo que asumiré votos de castidad mientras ella me persiga. claro está, una o dos veces que sobrepase la llanura y me incline generoso con la boca en su pecho no le hará mucha mella a su incierto deseo.

OScar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s