Otro tanto de locura

Las revistas en la cama, los libros en el piso, un zapato sin su par a la vista.  Los calcetines de la semana anterior junto a la puerta, el olor que no permite respirar y un profundo dolor porque este cuarto no le pertenece, de otra manera haría todo por conservarlo limpio, solo viene a cultivar lecciones sobre indiferencia sexual.  Después de la paga se irá como si nada hubiera pasado.
 
Oscar Vargas Duarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s