La vieja descalza

Su madre lo asustaba con historias que leía en los libros de cuentos; ella le narraba todo como si los hechos se hubiesen sucedido alrededor de ellos.  El creyó que algunos pedazos de madera que encontraba en su casa eran restos que habían quedado después de la construcción de pinocho, en las noches se acostaba asustado pensando en que el lobo volvería para comerse a caperucita.  Se imaginaba a su padre había sido el príncipe que rescató a la princesa, por supuesto su madre había sido la princesa.  Una infancia bordada por las historias que le narró la madre.
La ciudad es una mezcla de vidrio, cemento, asfalto, hierro, ruido de carros, y gente que cede sus espacios a la fiereza de los edificios.  Ahora cuenta con más de treinta años y hace tiempo supo que las narraciones de su madre no se habían sucedido en el pequeño pueblo en el que vivió, sin embargo, desde el lugar en el que está puede ver a una mujer que camina descalza sobre la otra acera y que  lleva un gato en una bolsa que cuelga de su brazo.  Ella es la misma mujer qeu cuando niño él vio llevarse a su mascota, un gato viejo y perezoso que lo acariciba en las piernas para dormir luego en los zapatos.  La mujer descalza se desaparece y él recuerda qeu su madre le dijo, la mujer descalza irá por tí cuando seas un adulto si no dejas de orinarte en la cama.  El hombre siente una grieta debajo de la ingle, todo baja tibio hasta sus zapatos.
Oscar Vargas

2 comentarios en “La vieja descalza

  1. Buenas noches Oscar
    Tanto en Terapia de grupo como en éste, observo el mismo comportamiento misógino del protagonista, lo conviertes en comprensible para mí en este relato, en el que se ve claramente reflejado el pánico a la propia "pars" femenina como problema de fondo de la misoginia, tan frecuente y dramática en nuestros días. Me alegro que hayas descrito con tanta profundidad esta cruel realidad social.
    Un abrazo
    Marina

  2. Rara vez los temores infantiles calan con tal profundidad en la vida adulta pero como lo hagan puede llegar a ser muy difícil deshacerse de ellos… ¡cuídate!
     
    Saludazoossss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s