microcuento

Me daba mucha felicidad visitarte semanalmente, claro, había oportunidades en las que podía ir más de una vez en la semana, así había sido durante mucho tiempo, pero el día en que me contó uno de mis amigos que te había visto en otra ciudad dejé de ir a tu tumba.
 
 
Oscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s