una ocurrencia

He sabido de mujeres que mueren detrás de una máquina de coser.  He sabido de mujeres que fallecen desvistiendo al hombre con el que comparten la cama diariamente.  He sabido de hombres que asesinan la pasión y la ternura de las mujeres con las que viven, ellas mueren de cualquier manera, a ellos igual solo les importa que al día siguiente otra persona les servirá el café.

Oscar Vargas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s