Odio llorar

Odio llorar cuando la mañana es fría, cuando el el hielo aparece en cualquier rincón, todo se congela, incluso la lágrima que camina tranquilamente sobre la mejilla.  Yo vivo aquí, en dónde más podría ! Nada nos duele y entonces pareciera que a los otros les gusta nuestro aguante y se dedican a ofendernos, unas veces con agravios directos, otros tantos apoyando a nuestro enemigos.

Odio llorar y  más cuando se que del otro lado, allá donde solo reconocen lo que más los haga sentir generorosos útiles, solo lesi mporta la lágrima del que miente.  En este lugar, en el que odio llorar, concurren la miseria tormentosa con que viven los ricos y el orgullo cínico y avaro de los pobres, así es, no podría decirlo de otra manera.

Odio llorar porque a nadie le importa el motivo de la lágrima, solo les interesa la noticia, el show, la palabrería que surge en el momento, ahora cualquiera se endilga propia una lágrima, la hace suya y sale a batallar por ella, claro está que este idiota útil que la iza no sabe el motivo que hizo que surgiera, a él solo le importa salir a gritar que él es defensor y amigo. 

Odio llorar cuando se que la lágrima asesina más gente que el mismo dolor que es su causa.

Oscar Vargas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s