Un principio de algo

Hay urgencias en tu cuerpo a las que les niegas ser nombradas por tu boca.  Tu pudor, el incanzable pudor con el cual retiras cualquier aproximación a la luna pálida irradiada en tu cuerpo, niega las palabras a tus labios, solo se permite repoducirlas en la oscuridad de tu cuarto, cuando el sueño se dispone a florecer en tu cuerpo.
 
Oscar Vargas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s