El pastor pierde una oveja de su rebaño

El pastor pierde una oveja de su rebaño y sale a buscarla – No descansará hasta encontrarla y volver con ella.  Esa es la actitud! Es mi primer pensamiento ante esta parábola antigua, sin embargo, me pregunto si servirá esto para uno.  Soy un pastor de ovejas? por supuesto que no.  Veamos, no soy alguien que guíe una multitud, tampoco una suerte de personaje que requiera mantener bajo su manto intelectual a otros y menos un líder espiritual que deba llevar a la profunidad revelada a sus fieles.

He perdido un amigo, entonces debo volver a buscarlo hasta lograr que él vuelva a su lugar.  Esa es la actitud ? Ahora la duda me presiona dulcemente y no deja que la claridad sea plena.  Si él no quiere mantener la amistad, si mis rumbos son otros y no hay siquiera similitudes o cosas así, si etc, etc.  Entonces, debo mantener en alto la búsqueda para conservar la amistad? Creo que no.

Le comenté esto al más cercano de mis amigos, el desvelo a las tres de la mañana, me respondió con sinceridad plena.  — Oscar estás usando la parábola equivocada y ni siquiera la entiendes.

Oscar Vargas Duarte

Un comentario en “El pastor pierde una oveja de su rebaño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s