El tiempo sobre el que te sientas

El tiempo sobre el que te sientas para consumir el enojo que te hace
morder los labios y apagar tu sonrisa, ese tiempo es el mismo que
tendrás que repasar cuando la noche te obligue al sexo.  El cansancio
de tu cuerpo, en esas noches, será superior al que llevas hoy en tus
ojos.

Piensas
en los elefantes, en las hormigas.  Sabes que no sirve de nada lo que
atraviesa tu mente, solo tu grito en el baño al dejar que las lágrimas
se acojan
misericordiosas a la luz de las pestañas, solo ese grito te libera. 
Llora, deja que todo se corte de sales en tu rostro, ahora levanta el
metal y clava rápidamente la punta afilada sobre su pecho, así no
tendrás que soportar noches obligadas al sexo.

Oscar Vargas Duarte

Oscar Vargas Duarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s