Para decir tu Nombre

PARA DECIR TU NOMBRE
 
 
Cuando digo Oscar,
no se piense que hablo de Oscar solamente.
Oscar es tantas cosas,
está tan difundido, tan multiplicado
que no hay paja ni cielo
que no tengan su olor,
que no lo nombren.
 
Oscar, por ejemplo, está en esa moneda
que doy, solidaria, a los mendigos.
Está en los partos
que le arrancan azúcar y lamentos
a la tierra.
Está en los ojos ausentes de los muertos
y en las manos cautivas de los vivos.
 
Oscar también refleja el cielo,
también lucha cada día por vivir,
por pensar y sentir,
como cualquier criminal,
como cualquier obrero.
Es fácil distinguir sus pasos
entre todos los pasos
que van
siguiendo una rutina.
 
Oscar está en el deseo.
También tiene sus manos más llenas
de sueños que de cosas,
más de ausencias y nombres
que de verdades.
Oscar es el arma de mi amor guerrillero.
El amor que a diario desviste la ciudad
con lujuria de hambriento y con tacto
de ciego.
Oscar también tiene un fusil por cerebro;
tiene historia en la voz,
muchedumbres que lo vuelven pueblo.
 
Oscar es tantas cosas, repito,
tanta inmensidad, tanta realidad y tanto sueño
que derramarle en éstos versos es poco
y es nada, para él, creo.
 
Oscar es tanta humanidad que
no se piense
que hablo de oscar solamente
cuando gozosa y torpe
digo su nombre.
 
 
REBECA CHONG
 

2 comentarios en “Para decir tu Nombre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s