Muertas e ingenuas

Ese hombre abusa de su expresión verbal.  Yo lo he visto muchas veces hablando con muchachitas entre 15 y 20 años, lo escuchan como si él fuera un predicador de almas, ellas lo siguen pestañeando por obligación.  Son tan ingenuas a esa edad.  Primero les repite versos de poetas famosos, luego recita versos propios – son un asco.  La bebida corre por cuenta de ellas ya que este hombre no tiene siquiera para pagar la cuenta, luego de embriagarlas las lleva a un hotel de tres pesos que se encuentra cerca del mismo bar al que las lleva a todas.  Más tarde, después de desnudarlas y poseerlas planamente las duerme con un somnífero que lleva en sus zapatos.  Las mata antes de que la dueña del hotel despierte, las tira por la ventana, ellas caen sobre una gran caja en donde almacenan basura, allí uno de sus amigos las recoge y las vende luego a los estudiantes de medicina.

A nadie le importan las ingenuas que caen fácilmente con un par de versos regados en baja voz al oído, es por eso que ellas mueren y cuando vuelven a buscar con quienes exponer su conciencia del amor son olvidadas rápidamente en las mesas.

Oscar Vargas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s